martes, 19 de mayo de 2009

A los posibles lectores que tengan la paciencia de leer estas humildes palabras.

Hola AMIGOS:

Las sencillas reflexiones que iré relatando a partir de ahora, me las he ido aplicando con mucho esfuerzo a lo largo de mi vida y las podríamos asemejar a una escoba que ha ido limpiando poco a poco el camino de mi tránsito por este mundo y quedándome todavia muchos rincones por repasar.

Los seres humanos como todos conocemos,somos imperfectos y precisamente en esa imperfección está nuestra grandeza pues ,debido a ella poseemos lo que nos hace diferentes al resto de todo lo creado, nuestra LIBERTAD.

Inherente a esa libertad es por lo que se encuentran también adheridas a cada uno de nosotros todas nuestras miserias humanas y que cada cual las irá definiendo según su conciencia y condición.

Debido a esta predisposición a la que conlleva la libertad, para algunos las montañas o las rocas que se les presentan son imponentes y nos impiden avanzar, pero con la confianza, el tesón y sobre todo la esperanza, se pueden ir puliendo hasta convertirlas en hermosos diamantes o majestuosas aristas que deslumbran y tocan el cielo y que nos descubren quienes somos, por qué estamos aquí y hacia donde vamos.

Siempre y bajo mi más profundo respeto hacia todos mis semejantes, he ido recopilando dichas reflexiones desde los años setenta del siglo pasado y me he decidido a publicarlas sólo con el ánimo de que a alguien les pudieran ser de utilidad como lo han sido para mi.

Lógicamente y en la potestad de la libertad que me ha sido otorgada, es por lo que deseo constatar que sigo caminando y creciendo como persona y tratando por todos los medios y por supuesto con la ayuda de Dios, ser como una pequeña lamparilla para mi mujer y mis hijos y para que asimismo en sus respectivas familias irradien a sus hijos el mismo ejemplo que yo recibí de mis benditos padres.

Espero que cuando me llegue el momento ,pueda llevar como ofrenda si no, un hermoso diamante o una majestuosa arista, sí un puñado de cristales que también poseen su intrínseca belleza.

Un cordial saludo.
Crivevi. P.T.G.S.

1 comentario:

Who dijo...

Palabras emanadas del corazón y de las arrugas de la experiencia.
Para ser tu primer post has empezado muy bien, espero los siguientes.
Te animo en tu empeño, no cejes.
Saludos, Who.