martes, 22 de septiembre de 2009

" MIS TRES HIJOS "



                  Como ya hiciera con mi esposa en nuestros cuarenta años de matrimonio, deseo también rendir un sentido homenaje a nuestros tres hijos, quienes a su vez, han contribuido de una manera especialísima para que, esos frutos que sólo la familia puede ofrecer, sean sabrosos y muy beneficiosos, dependiendo, claro está, del período estacional en que nos hayamos encontrado.

                  En esta edad madura en la que estoy ahora, puedo decir con total rotundidad que el largo período recorrido en mi periplo matrimonial, se observa desde un prisma totalmente diferente a cuando comenzó.

                  La película de tu vida, se proyecta con serenidad, aportándote a su vez sabiduría y con ello, la opción de aconsejar y dejar patente la huella de nuestro largo paseo. Y lo más extraordinario de todo, es que nuestros hijos se han reflejado en esa estela dejada por su madre y por mi, con su propia personalidad. Estoy plenamente seguro de que con los años, podrán experimentar lo que he mencionado anteriormente.

                  Deseo continuar, haciendo unas pequeñas semblanzas de nuestros tres hijos, comenzando con la primogénita :

                  Desde muy pequeña fue una niña muy vivaz y alegre; a todos nos hacían reir sus ocurrencias y poco a poco se le iba definiendo su carácter - igual a su madre - que con el paso de los años, se ha ido fortaleciendo y, aunque algunas veces forcejea con sus impulsos, que le pueden más que la razón, sabe recapacitar y ser muy consecuente . Hoy en día es una mujer entusiasta, tesonera y decidida para lograr sus objetivos. Está felizmente casada con una persona hecha a su medida y con dos preciosos hijos varones, de cinco y tres años.

                  Nuestra segunda hija;  risueña y de una mirada muy dulce desde que nació. Era muy joven cuando comenzó a entregarse al que la necesitaba, olvidándose de ella misma y siempre espléndida en sus formas. Observadora y prudente donde las haya y una luchadora incansable. También está casada con un hombre que la ha hecho muy feliz. Tienen asimismo dos hijos varones, el mayor , ya medio hombre,con casi quince años y otro pequeño precioso de cinco

                  Nuestro tercer y último hijo, es un varón de veitinueve años. Posee una nobleza fuera de lo común, deportista nato, y que con su tenacidad logra los objetivos que se propone. Hace muy poco, con sus hermanas y una prima, se han volcado en la formación de una empresa, que ya ha empezado a dar sus frutos y que canaliza a la perfección los atributos que de ellos he referido anteriormente.Tiene una novia maravillosa y esperamos que pronto contraiga matrimonio y prosiga con la hermosa tarea de formar una familia. Como padre, me onorgullezco de que mi hijo me considere como a su mejor amigo, cuando necesita algún consejo, tiene alguna duda o simplemente, desea charlar.

                   Para concluir, y después de haber escrito estos pequeños retazos sobre mis hijos, quiero manifestarles en mi nombre y en el de su madre, que nos sentimos muy orgullosos de haberlos traído a la vida y de ser sus padres, y como siempre hacemos, le pedimos a Dios una vez más , que les ilumine en cada paso que den en su trayectoria, para su bien y el de sus familias.

                                                                        Mamá y yo les queremos y estaremos siempre aquí para lo que necesiten.

                                                                                            Crivevi
                                                                                           P.T.G.S.

                                                                           



                 

                 

      

8 comentarios:

WHO dijo...

Vuelves a emocionar con tus palabras y las reflexiones que reflejas, es un orgullo tenerte siempre cerca.
Un fuerte abrazo.

CRIVEVI dijo...

Te reitero una vez más las gracias por tus vivas palabras de apoyo, que me animan a seguir exponiendo retazos de mis aconteceres en la vida.
Un abrazote.

WHO dijo...

Tienes un premio en mi blog, espero lo recibas con cariño.
Who.

WHO dijo...

Tu premio ya se visualiza correctamente, puedes venir a recogerlo.
Felicidades de nuevo.
Who.

CRIVEVI dijo...

No me creo merecedor del galardón que me has otorgado, pero que al hacerlo con mucho cariño, lo acepto, no como un premio en si,por el contrario, como una gran fuerza que me capacita y anima para seguir relatando experiencias de mi ya madura existencia. Gracias.

Soledad Sánchez M. dijo...

Como madre también, entiendo el orgullo y la alegría reposada de este precioso texto.
Educar tres hijos es una tarea vital, a la que estoy segura os habéis dedicado en cuerpoa y alma, tu esposa y tú.
Me alegro infinito por vosotros y comparto la ilusión de sentirme igual cuando mis hijas sean adultas.
Y un guiño precioso para ellos -intuyo- tu pseudónimo.

Un beso.

Soledad.

CRIVEVI dijo...

La verdad Soledad que cuando Dios me ha regalado tanto en la vida, siento un sano orgullo de pregonarlo a los cuatro vientos.
Me temo que te has equivocado con lo del pseudónimo......es el de alguien importantísimo para mi.
Muchas gracias por tus sentidas palabras.
Te envío un beso.

paloma dijo...

Te devuelvo la visita a tu blog...Qué alegría tener tres hijos ya mayorcitos y en el buen camino!!!
Yo pido cada día por mis cuatro muchachos, ahora son tan pequeños, tan inocentes...Si tienes un ratito acuérdate de nosotros en tus oraciones´.
Un abrazo.