martes, 20 de julio de 2010

"EL ANCIANO"

VENÍA POR LA ACERA CON SU ANDAR CANSINO, CASI  NI SE LE OÍA.

SU BASTÓN LE AYUDABA A DAR AQUELLOS PASOS QUE SE HACÍAN ETERNOS.

EN CADA ESFUERZO, SUFRÍA  AL INTENTAR LEVANTAR CADA PIE PARA ATRAVESAR AQUEL TRECHO  QUE RECORRÍA A DIARIO DESDE SU CASA PARA LLEGAR A SU DESTINO.

FALTABA MUY POCO,  SU PIES YA CASI NO LE OBEDECÍAN .

 MILAGROSAMENTE, EFECTUÓ EL ÚLTIMO INTENTO PARA SUBIR EL ÚNICO ESCALÓN QUE HABÍA,  Y ASÍ PODER LLEGAR PARA SALUDAR A SU AMIGO DEL ALMA. 

EXHAUSTO, Y CON EL ROSTRO DESFIGURADO, AL FIN ENTRÓ, LEVANTÓ LENTAMENTE SU MANO, Y SE QUITÓ LA BOINA.

YA CASI SIN ALIENTO, PALPÓ EL ÚLTIMO BANCO,  LO ASIÓ CON LAS POCAS FUERZAS QUE AÚN LE QUEDABAN, Y PUDO SENTARSE.

DANDO UN SUSPIRO PROFUNDO, SU ROSTRO REFLEJÓ LA GRAN FELICIDAD QUE SENTÍA.

ALGUIEN LE VIÓ  ESBOZAR UNA SONRISA, PARA LUEGO QUEDAR PLÁCIDAMENTE DORMIDO Y NO VOLVER  DESPERTAR.

SONREIR,  EN LA SERENIDAD DE SU ALMA, FUE LO ÚLTIMO QUE EL ANCIANO DEJÓ EN AQUEL LUGAR QUE IRRADIABA PAZ .

Hasta otro encuentro si Dios quiere.
Armando P.T.G.S.










21 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Armando:

Aquel anciano, finalmente se encontró con su amigo del ala, ese que le brinda la paz y la felicidad anhelada.

Dios nos tiene reservado en lugarcito en su reino eterno.

Gracias por visitarme,

Abrazos.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

¡Hola estimado amigo Armando!Ya estoy de regreso, pero a media vela, estoy pasando por todos los blogs, algunos nunca llegué a visitarlos y es que no se puede llegar a tanta familia. Voy a tomarme las cosas con más calma, porque en casa hay muchas necesidaddes que cubrir, así que poco a poco iré comentando pero no diariamente como solía hacer, lo voy a repartir un poco mejor.
Bueno de su post, me ha encantado con la sencillez que presenta el encuentro final con la Luz.
Gracias
Con ternura
Sor.Cecilia

La abuela frescotona dijo...

por fin llegó a su morada, y pudo despojarse de esa cascara vieja y vencida...el Amigo esperaba por él con alegría, para darle su premio.
hermoso escrito Armando en este día tan especial.

Armando dijo...

RAFAEL LIZARAZO.
El amigo que jamás nos abandona aunque le demos de lado. Siempre nos pone la otra mejilla.
A veces somos tan tontos que obviamos su presencia.
Un gran abrazo.

Armando dijo...

MONJA DE CLAUSURA ORDEN DE PREDICADORES.
Bienvenida de nuevo muy estimada amiga.
Comprendo su comentario sobre sus seguidores y amigos...ese es el precio por ser tan "mala" persona.
Gracias por visitarme.
Un respetuoso saludo.

Armando dijo...

LA ABUELA FRESCOTONA.
Es el gran amigo que no nos gustaría perder.
Aún,siendo analfabetos en el espíritu, Él siempre está dispuesto a darnos la mano para que le conozcamos y perdamos ese miedo obscurantista que a veces nos persigue en la apatía que mostramos hacia su persona.
Un gran abrazo en este agradable día de verano de las Islas Canarias.

WHO dijo...

Que pena no poder morir en compañía de los suyos y los amigos, tener que hacerlo en soledad.
Cuando las creencias tienen que llenar una vida vacía en vez de complementarla, no merecen la pena, ni la vida tampoco.
Buen relato Armando, tu denuncia de la soledad me ha encantado.
Un abrazo, Who.

Pluma Roja dijo...

Él sabía desde un principio hacia dónde se dirigía. Y al llegar, se sintió feliz porque encontró lo que anhelaba.

Preciosa entrada.

Saludos cordiales.

Armando dijo...

WHO.
Entiendo el sentido que has querido darle a mi pequeño relato, y lo entiendo.
Debo decirte que lo que he querido manifestar, es que en el momento de nuestra partida, nunca estamos solos.
Un fuerte abrazo.

Armando dijo...

PLUMA ROJA.
Y con su anhelo en la esperanza, y en completa felicidad, sonrió al haber alcanzado la ansiada palma de la victoria.
Un saludo muy cordial.

V de Tierra dijo...

Si todos pudiesemos morir sonriendole a la muerte...si todos pudiesemos si quiera llegar a ser ancianos el dia en que nos toque partir.. un saludo!!

Armando dijo...

V.DE TIERRA.
El alma puede estar sonriendo, y con más razón, con esperanza, el día de nuestra partida definitiva.
Un saludo cordial.

Le chevalier mystérieux dijo...

Escribes realmente bien, me ha gustado mucho
Voy a darme una vuelta por tu blog

Un saludo muy fuerte!!!

Armando dijo...

LE CHEVALIER MYTÉRIEUX.
Gracias por tu visita y por tus palabras.
También me paso por tu bitácora.
Un abrazo.

Estrella Altair dijo...

Que bonito, me he quedado un ratito con tu permiso para disfrutar de ese sueño eterno del anciano, que llegó con su propio pie al banco, que tuvo la suerte de quedarse dormido y tener como se dice en mi tierra, una hora corta.

Afotunado él, que hasta el último momento pudo sonreir.

Me ha encantado.

Volveré un saludo

Gran Visigoda dijo...

A mi me parece hermoso gastar las últimas fuerzas en llegar a morir a los pies de quien sabemos nos espera con los brazos abiertos, me parece que pintar en la cara una sonrisa en ese último momento es decir : "La vida está cumplida, haz de mi lo que quieras", me parece un total abandono en los brazos del Padre...llegada la hora, así diluirse sin hacer ruido,sabiendose acogido por el Creador...¡que gran momento de paz!.
Un abrazo Armando

M. Angel dijo...

Saludos Armando, linda historia y ejemplar forma de mostrar a todos la felicidad de su alma.
Quien ama a Dios, siente paz en el alma.

Abrazo
M. Ángel

Armando dijo...

ESTRELLA ALTAIR.
Si nos lo proponemos, podemos alcanzar la meta del anciano y esbozar una sonrisa cuando lo hayamos logrado.
Gracias por visitarme.
Un saludo cordial.

Armando dijo...

GRAN VISIGODA.
De paz y esperanza porque ya ha llegado la hora y en lo que desconocemos está la felicidad eterna, porque así nos lo prometieron.
Un gran abrazo.

Armando dijo...

M.Ángel.
Conclusión perfecta la tuya.
Gracias por tu visita.
Un abrazo.

Professora Carla Fernanda dijo...

Bom dia caríssimo Armando! Lindo o que escreveu sobre este equilíbrio tão importante para nossas vidas, da fonte da água da vida. Parabenizo-os todos, no dia 08 pela Virgem Del Pino. Amo seu país. Estive na Espanha por 40 dias em 1999. Conheci Masdri, Sevilha, Valencia, Toledo que amei e queria até morar lá de tanto que gostei, Córdoba. Em 2000, eu e meu marido íamos fazer doutourado em Córdoba, ele em agricultura e eu na Faculdad de Educacion pela AECI, mas não deu certo.
Carla Fernandaecoste31