miércoles, 29 de septiembre de 2010

¿PUEDO O QUIERO?

SI PODER ES QUERER.

¿POR QUÉ SOMOS TAN REACIOS PARA ACEPTAR LO QUE SOMOS Y OBRAR BENEFICIOSAMENTE EN CONSECUENCIA?

NOS LASTIMAMOS INNECESARIAMENTE, AL IR EN CONTRA DE NUESTRA CONCIENCIA.

LA VELAMOS CON UNA SERIE DE ARGUMENTOS, QUE SI BIEN, NOS AGRADAN MOMENTÁNEAMENTE,  UNA VEZ PASADOS LOS DELIRIOS, HACEN SANGRAR LAS LLAGAS QUE NOS HEMOS OCASIONADO.

SUFRIR, ES ACEPTAR LOS SINSABORES DE LA VIDA.

DESESPERARSE, ES NO QUERER ACEPTARLOS.

LA FELICIDAD, HACE LEVITAR NUESTROS SENTIDOS DE ALEGRÍA, Y NOS DESVELA QUE SEGÚN SEA EL VIENTO QUE SOPLE, PUEDA O NO, EXPANDIRSE.

DESCANSAR EN PUERTO SEGURO Y EN EL SOSIEGO DE LA CALMA, NOS GRATIFICARÁ EN ABUNDANCIA PARA MEDITAR EL RECORRIDO DE NUESTRA TRAVESÍA.

Hasta otro encuentro, si Dios quiere.
Armando P.T.G.S.


22 comentarios:

La abuela frescotona dijo...

UNO DE LOS SECRETOS DE LA FELICIDAD, ES LA ACEPTACIÓN DE NUESTRA REALIDAD.
PARA ELLO NECESITAMOS DE UNA GRAN FUERZA INTERIOR, O DE UNA BUENA FORMACIÓN MORAL. ADEMAS DE LA FE
DEJO MIS SALUDOS QUERIDO ARMANDO

Armando dijo...

Aceptación de nuestra realidad, es lo que falta en muchas personas que si bien, están haciendo cosas,adolecen de lo que les es imprescindible.
Un gran abrazo y gracias por tus palabras.

Gran Visigoda dijo...

Desesperarse no sirve de nada, solo sirve para amargar a los que se tiene al lado…

Cuando la realidad de uno no es tan “bonita” o “ideal “ como hubiera soñado, o como simplemente era hasta hace unos años, uno al principio se resiste, se muestra incrédulo ante la situación y empieza preguntándose siempre ¿por qué a mí? Y le da vueltas a la cabeza y no llega a ningún sitio… pero de repente uno se descubre así mismo haciéndose la otra gran pregunta ¿Y por qué a mí no? Soy uno de tantos, no soy nada especial, ¿qué me hizo pensar que a mí no me debería tocar la desgracia?... en ese momento uno se da cuenta de que ya la nueva situación es suya, le posee hasta el extremo de hacerse con uno y cambiarle la vida y entonces uno empieza a buscar la felicidad en las pequeñas cosas que antes tal vez pasaban desapercibidas y que de repente se muestran nuevas ante nuestros ojos… y le encuentra, vaya que si la encuentra… y si uno se abandona en la confianza absoluta de quien todo lo puede… entonces… aún en los momentos bajos … uno tiene el corazón tranquilo y lleno de esperanza…
Un abrazo querido Armando.
PD: perdón por extenderme.

MORGANA dijo...

Claro que se puede si se quiere Armando,pero se necesita tener mucho coraje y valentía para afrontar ese riego y no todos están preparados.
Besos .
Creo que no salen mis actualizaciones.

Armando dijo...

GRAN VISIGODA.
Me has dado una lección magistral.
Estoy totalmente de acuerdo contigo de que al igual que no hay que hacer grandes cosas para agradar a Dios, la vida está también repleta de cosas sencillísimas que nos pueden dar felicidad.
Gracias por tu sabio comentario.
TE ENVIO UN FUERTE ABRAZO.

Armando dijo...

MORGANA.
Tu coraje y tu valor, están más que demostrados, dándonos fuerzas para aguantar los embates que la vida nos pueda ir poniendo por delante.
Un besazo.

El Gaucho Santillán dijo...

La calmada resignaciòn.

La busco sabes?

La paz. El fatalismo.

Pero despuès escucho el discurso lleno de promesas de algùn polìtico, o sus excusas para apoyar el aborto, sin decir que le paga la "Fundaciòn Ford", que necesita tejido humano vivo para experimentos genèticos, y me dan ganas de acariciar la escopeta.

Pero a veces, nada mas.

Un abrazo.

Armando dijo...

EL GAUCHO SANTILLÁN.
Gracias por visitarme y por tu comentario.
Un abrazo.

Barbara Himmel dijo...

..Armando..solemos decir que querer es poder,no obstante el ser hmano cada día menos digno de su supuesta superioridad,hace inescrupulosamente lo que uiere convencido de que esto o aquello lo van a ahcer feliz...lejos esta esa posibilidad,ni la plata,ni tener muchas veces lo que se quiere la otorgan,si la paz con uno mismo el equilibrio emocional,primero también con uno mismo,por que si uno no esta bien consigo..pues no puede etarlo con nadie mas;el que desee vivir plenamente o quiera "cambiar"no solo debe queder hecerlo,debe desearlo y estar esperanzado en ello..y seguramente ahí podrá!
el ser que ha perdido el rumbo,o sea la confianza en si mismo..ese abandona todo,los miedos paralizan y provocan desastres internos en ocasiones irreparables...y muchas veces tiemden a destruir lo que otros han conseguido,en mascarados en la envidia,el egoismo y los resentimientos...y/o celos que nada sirven..enferman m´´as!
bueno podría seguir horas..acerca del tema..tengo un ensayo respecto de el..pero no te aburro mas...
buena entrada!! amigo y que tengas una hermosa jornada!
cariñosamente
Brabbara

Armando dijo...

BARBA HIMMEL.
De aburrirme, nada.Tus palabras aportan lo que suelo decir con frecuencia: Sòlo nosotros somos los culpables de todo cuanto nos ocurre.
Gracias y un fuerte abrazo.

۞ Le Chevalier Mystérieux ۞ dijo...

Realmente precioso quetrido Armando.
Con tus palabras nos llevas a los lugares más adentrados de nuestra razón

Siento no poder leerte todo lo que me gustaría pero los estudios y diversos problemas me impiden bastante llevar al día estas lecturas que tanto me apasionan

Un abrazo muy fuerte de tu amigo Vicente

Armando dijo...

LE CHEVALIER MYSTÉRIEUX.
Mi querido amigo, te echaba de menos, pero entiendo que tus obligaciones te impidan estar más en este medio.En cuanto a los poblemas, espero que sean pasajeros.
Un fuerte abrazo y gracias por visitarme.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Armando, tiene usted una parte de razón, no toda. No todo el mundo es capaz de luchar, otros si. Depende de cómo haya tenido su infancia, problemas de personalidad, malos tratos, y la lista es inmumerable. Le invitaria a ver los 70-80 correos que tengo de personas que quieren y no pueden y llaman a mi puerta. Hay mucho dolor en esos correos Armando, mucho, y todos desean intensamente ser felices y no lo consiguen, La mayoria son católicos y con fe , pero tienen el esíritu tan abatido que no pueden volar ni un palmo del suelo.
Lo intentan, pero no pueden y hay que ayudarles mucho tiempo. Otra manera de entenderles, ser psicólogo y atender una consulta, verá lo sorprendente que es ver como la persona está rota por dentro.
Pido que me ayudéis a orar

kevin Kendall dijo...

leeré más

saludos!

Armando dijo...

MONJA DE CLAUSURA ORDEN DE PREDICADORES.
Quizás mis palabras han sido muy tajantes y puedan parecer hirientes. Puede ser. Lo siento mucho.
¿Ve lo grande que es la comunicación entre las personas?
También yo he aprendido hoy a través de Sor Cecilia que las circunstancias de cada uno son muy distintas, y que la vida es más dura para unos que para otros. Eso lo veo hasta en mi propia familia.
El entorno familiar, la entrega de unos padres, el ejemplo que me han dado, el bienestar económico y sobre todo la fe sencilla que me han transmitido, es verdad que me hacen diferente a otros muchos que por desgracia han adolecido de muchas de esas cosas.
Tendré que ser más paciente y leer los mensajes que usted recibe, con el mismo empeño que leo los mios.
Una vez más muchas gracias Sor Cecilia por curarme mi ceguera.
Un cordial y respetuoso abrazo.
Armando.

Armando dijo...

KEVIN KENDALL.
Muchas gracias por visitarme.
Un saludo cordial.

tinta negra dijo...

el aceptar la realidad no hacer esperar mas ansiosamente el futuro!°


Saludos!°

Professora Carla Fernanda dijo...

Boa noite Armando! Realmente o equilíbrio, a serenidade fazem bem para a saúde e nos garantem muito melhor qualidade de vida; até porque são estados de espírito consequentes da fé que temos no nosso Criador e que nos dá a absoluta certeza que tudo conspira para o bem dos homens de boa vontade.
Carla Fernanda

Angelo dijo...

Querer es el primer paso para empezar. Seguramente muchas veces tendremos que repetir aquellas palabras de Lope de Vega: Mañana, para volver a repetir lo mismo mañana. El querer siempre nos mantendrá despiertos para intentar una y otra vez la meta propuesta.La perseverancia llevará a la victoria para poder decir: Querer es poder. Un gran abrazo

Armando dijo...

TINTA NEGRA.
Gracias por tus palabras.
Un abrazo.

Armando dijo...

PROFESSORA CARLA FERNANDA.
La serenidad, es la clave para encontrarnos a nosotros mismos y edificar lo que aún nos queda de esa obra encomendada.
Un fuerte abrazo.

Armando dijo...

ANGELO.
Efectivamente, la perseverancia nos empuja a lograr la meta propuesta, pero si no queremos....
Un fuerte abrazo.