miércoles, 13 de octubre de 2010

" DON ATTILIO"

SENTADO EN SU DESPACHO DE SU CIUDAD NATAL LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, MANDÓ LLAMAR A UNO DE SUS EMPLEADOS PARA QUE LE FIRMASE UN RECIBO POR LA CANTIDAD ESTIPULADA PARA SU DESPIDO.

ERA EL TAL DON ATTILIO PERSONA MUY ALTIVA, QUE GUSTABA HUMILLAR A SUS SEMEJANTES CON SU ARROGANTE PRESENCIA.

EL EMPLEADO PASÓ AL DESPACHO, Y DON ATTILIO LE COMUNICÓ QUE REDACTASE UN RECIBO DE SU PUÑO Y LETRA CON EL FINIQUITO DE SU DESPIDO.

EL EMPLEADO, COMENZÓ A ESCRIBIR.........

HE RECIBIDO DE D. ATILIO.......

POR LO QUE  DICHO SEÑOR, INTERRUMPIENDO, LE DIJO:

"ATTILIO, SE ESCRIBE CON DOS TES"

 EL EMPLEADO, RESPONDIÓ:

"Y TOTOROTA, CON TRES"

"Totorota" en léxico canario, significa imbécil.
Lo relatado fue un hecho real.

Hasta otro encuentro, si Dios quiere
Armando P.T.G.S.

10 comentarios:

MA dijo...

Jajaja Jejeje muy bueno este post si señor.
Cuanto Don Attilio, hay por el mundo y se llevo lo que merecía de su empleado, donde las dan las toman.

Un abrazo de MA.

El Gaucho Santillán dijo...

jajajajaja!!!! no conocìa el tèrmino!!

(totorota! lo voy a usar)

Saludos

Marcia dijo...

Sim, concordo com a opiniao de "Ma" quanto Don Attilio, ha pelo mundo afora.
Muito interessante, gracias por partilhar.
Abracos

tinta negra dijo...

Genial un nuevo termino aprendido!°

Saludos!°

Pluma Roja dijo...

Qué divertido, jajajaja. tampoco yo conocía el término.

Un fuerte abrazo,

Hasta pronto.

Angelo dijo...

Juasss que bueno. Me ha gustado la palabrita. Me voy a reír un rato con algunos (cariñosamente claro está) Un abrazo y gracias por sacarme una carcajada.

M. Angel dijo...

Hola Armando, buen ejemplo el del empleado.
Totorota. Estupendo. No conocía el significado

Abrazo
M. Ángel

Armando dijo...

MA
EL GAUCHO SANTILLÁN
MARCIA.
TINTA NEGRA
PLUMA ROJA
ANGELO
M.ÁNGEL.
GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS.

Professora Carla Fernanda dijo...

Bom fim de semana Armando! Existem muitos totorotas na vida mesmo.
Carla Fernanda

Caco dijo...

¡Joooh! otra "T" y habría completado el requisito faltante para hacer los perfectos honores a sus bullicio.

Por acá vuelvo, sin olvidarme de vos, estimado amigo. Vengo con un tiempo a dedicar tranquilamente, sin apuros, ni presiones.

Ya se te extrañaba.

Desde la Venezuela agitada te envío un inmenso abrazo que atraviese el Atlántico.