miércoles, 29 de agosto de 2012

DIÁLOGO CON UN CRISTIANO DEL SIGLO XXI

ÉL ME CREÓ, Y EN ÉL ESTARÉ ALGÚN DÍA.

POR TANTO, LA VIDA TERRENAL ES UN REGALO POR EL QUE CAMINAMOS, CON FLORES MULTICOLORES Y AROMÁTICAS.

AGUDIZAN NUESTROS SENTIDOS, PERO SE MARCHITAN EN UN PERÍODO MUY CORTO DE TIEMPO.

ABRIR O CERRAR FRONTERAS CADA DÍA, SÓLO DEPENDE DE MI.

SOY YO EL QUE HABLO, RIO, DESCANSO Y PIENSO EN MUCHAS VANALIDADES, POR LO QUE EN MI PROPIA AUTENTICIDAD, SOY EL ÚNICO RESPONSABLE.

¿PERO, QUÉ HAGO?

¿POR QUÉ PIERDO TANTO EL TIEMPO?

¿EN QUÉ ESTOY TAN ABSTRAÍDO?

NO DEBO DE SER CONSCIENTE DE MI FALTA DE CORDURA.

TENGO MI CORAZÓN CERRADO PARA QUE LO HABITE EL QUE LO CREÓ, Y PESE A ELLO,  NOTO QUE SU FUERZA LO EMPUJA SUAVEMENTE  PARA ABRIRLO DE PAR EN PAR Y HACERLO RENACER DE  NUEVO.

Con mi afecto para todos.
Armando P.T.G.S.





2 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Bello Poema al Creador.
El nos da fuerzas.
Un abrazo, Montserrat

Norma dijo...

Una vez me dijeron una oración, hoy, te la regalo...Dios Padre camina por mi casa y llévate las preocupaciones y las enfermedades. Y bendice a mi familia en el nombre de Jesús. La rezo a diario. Gracias al Creador somos lo que somos y estamos donde estamos. Cariños.