jueves, 20 de febrero de 2014

PLÁCIDAMENTE

SÉ VEEDOR DE UN NIÑO, Y OBSERVA CON PREMURA LA VERDAD QUE TANTO LE COMPLACE.

Saludos a todos.
Armando p.t.g.s.

1 comentario:

María Estévez dijo...

El mundo de los niños es diferente...
Un abrazo y bello pensamiento.