lunes, 17 de marzo de 2014

"LOS NIÑOS"

CADA NIÑO ES UN ÁNGEL QUE DESCUBRE SU PARTE DE DIVINIDAD EN SU MIRADA, EN SU SONRISA, EN TODOS Y CADA UNO DE SUS GESTOS.

NUNCA EXIGE, PORQUE AÚN  NO HA APRENDIDO A SER EGOÍSTA.
NOS REGALA TODO SU SER, PORQUE SE DEJA QUERER.
ES SIEMPRE AGRADECIDO, AL SENTIRSE AMADO.

SER NIÑO, APRENDER DE ELLOS, SIENDO ACOGEDORES Y DESPRENDIDOS, ELEVA AÚN MÁS NUESTRA POSICIÓN PARA RECONOCERNOS PARTÍCIPES DE ESTA OBRA MAESTRA QUE ES LA VIDA HUMANA.

Mis mejores deseos para todos en este comienzo de semana.
Armando p.t.g.s.

12 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Lástima que tenemos que aprender a dejar de ser niños. Pero mientras lo hemos sido es tal cual lo dices. A veces nos desprendemos de nuestro niño interno más rápido y a veces no lo queremos dejar ir.

Un gran abrazo.

M. Angel dijo...

Armando, estimado poeta, me emociona leer este escrito maravilloso, cargado de toda verdad.
Gracias por pasar por mi blog.
Abrazo
M. Ángel

Militos dijo...


Cómo entiendo tus palabras,
Acaba de nacer ni nieta 20 y tenerla en mis brazos me hace temblar por ese algo sagrado que siento cuando la mezo.

Gracias por este post.
Un beso

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Dichosa aquel que pueda conservar su corazón de niño.

Abrazos.

Fran dijo...

Qué bien expresas como es un niño.
Y que de acuerdo estoy con que tenemos que aprender de ellos.

Fran dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LAO Paunero dijo...

SI LOS TENEMOS COMO MAESTROS ... SEREMOS COMO ELLOS....

MTeresa dijo...

La inocencia de los niños
es su mayor tesoro,
que perdemos conforme
nos hacemos mayores.

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Clara y cierta definición de lo que es un niño, es un ángel al que debemos cuidar.

saludos

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Por eso el Maestro dijo que había que hacerse como niños pare entrar al reino de los cielos...

Paz

Isaac

gosspi dijo...

El caso es que por naturaleza no dejamos de ser niños...pero por el pecado nos avergonzamos!!! somos pequeños de espiritu cuando descubrimos por la gracia que sin Dios no somos nada....preciosa entrada.
Me dicen que ven en mi la niñez muchas veces...y me daba coraje al principio, creia que era falta de madurez...pero que equivocada estaba!!!

Haydee Pacheco dijo...

No hay nada mas real que esto que compartes, todo deberíamos ser niños y pasear nuestra vida por aquellos senderos que siempre dejamos en el olvido por miedo, por nostalgia, miedo de ser quien queremos y nostalgia de ser quienes fuimos.

Me gusta me gusta!!
http://www.impacienciainesperada.blogspot.com/

te espero por alla!!