jueves, 7 de agosto de 2014

"UN DIOS MENOR"

AVANZAMOS JUNTOS DESDE SIEMPRE
Y EN OCASIONES LE ENREDO EN LAS ZARZAS
Y EN OTRAS LE OFREZCO PEQUEÑOS CUMPLIDOS
PERO SIEMPRE TRATO DE QUEMAR
LAS RAMAS SECAS PARA QUE SUS CENIZAS
MARQUEN MI ALMA EN EL RECUERDO.

ME HA DADO TODO
Y SIN EMBARGO,
MI VISÓN ES TURBIA
LE VEO ENTRE LAS NUBES
DE MI INGRATITUD
Y EN LA NIMIEDAD
DE ALGUNOS DE MIS ACTOS.

DESEO ABRAZARLE CON SERENIDAD
AMARLE COMO ESE NIÑO
QUE NO SABE DE EGOÍSMOS
BESARLE COMO LO HACE
UN HIJO CON SU PADRE
Y AMARLE SINTIENDO QUE DOS
SUMAN MÁS QUE UNO

QUIERO SER UN DIOS MENOR
PARA DESCUBRIRME EN EL DIOS AMOR
QUE LO DA TODO 
A PESAR DE MIS REITERADAS AUSENCIAS.

SIEMPRE OLVIDAS Y PERDONAS
Y PARA TI NUESTRAS PÁGINAS
SIEMPRE ESTÁN EN BLANCO.

Con mis saludos.
Armando p.t.g.s.



4 comentarios:

LAO Paunero dijo...

¡COMO UN HIJO CON SU PADRE! grandes tus reflexiones Armando. Es un gusto leerlas. UN ABRAZO!

JUAN FUENTES dijo...

Cuándo comenzamos a envejecer,las nostalgias y los recuirdos nos invaden

Verónica Jazzy dijo...

Que en el paso por la vida,toda reflexión, sea de nostalgia, alegría, etc., camine con nosotros.
Abrazos.

magu dijo...

ARMANDO
a veces somos raros los seres humanos, podemos perdonar crímenes, injurias, y cosas horrendas que nos han hecho personas amadas, conocidad o extrañas, jaja pero otras veces quizás no podemos dejar pasar alguna pavada, algún error que alguien cometió con nosotros, algún descuido, suponte: ¡estás un poco más gordita o yo veo mal?, jajaj eso es imperdonable, jaja
beso