jueves, 27 de noviembre de 2014

"LA CAÑA QUE AGITA EL VIENTO"


EL VIENTO SOPLA HACIA DONDE QUIERE
LAS PALABRAS SE ENTRECRUZAN
Y SE MEZCLAN CON LAS SOMBRAS
SIN PALPAR EN LO INVISIBLE
LA INDIVISIBILIDAD LATENTE
DE LA FUERZA INTERIOR.

EL ANSIA DE BÚSQUEDA EXPECTANTE
DE LA INDISOLUBLE VERDAD IMPOLUTA
CORROBORA CON ABSOLUTA CERTEZA
QUE PERTENEZCO A LA HUMANIDAD
SIENDO ÚNICO E INDESTRUCTIBLE ESLABÓN
DE SU INCONMENSURABLE DESIGNIO.

Con mi afecto
Armando p.t.g.s.

12 comentarios:

JUAN FUENTES dijo...

Amigo poeta, todos tus comentários son puras poesia

Alicia Abatilli dijo...

Eso es bueno, saberlo.
Y hacer algo en consecuencia.Demostrarlo.
Abrazos y gracias.

Verónica O.M. dijo...

Hermoso y profundo.
Me dejas pensando.
Un abrazo

Gladys dijo...

HERMOSAS Y SENTIDAS PALABRAS QUERIDO AMIGO.
UN ABRAZO GRANDE QUE ESTÉS MUY BIEN.

maria cristina dijo...

Armando, tu primera frase es el nombre de un amigo de los blogs, gran casualidad, bello poema, un abrazo!

PEPE LASALA dijo...

Además de un poema, es toda una reflexión Armando. Eres grande. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.
@Pepe_Lasala

PEPE LASALA dijo...

Perdón Armando, quería decir "buen fin de semana amigo". Otro abrazo.

Pluma Roja dijo...

Interesante mensaje.

Un gran abrazo Armando.

eligelavida dijo...

Realmente existe una fuerza interior, una invisibilidad latente dentro de nosotros. Descubrirlo puede darle a todo su sentido.

Un abrazo!

ReltiH dijo...

TREMENDO TEMA!!!!!
ABRAZOS

JUAN FUENTES dijo...

Tus poesias,son desgarros de tus sentimientos

Kasioles dijo...

Cada uno de nosotros, como seres humanos, somos piezas engarzadas de una gran cadena, vamos en busca de la verdad, pero es tan relativa...
Cariños en el corazón.
Kasioles