viernes, 7 de noviembre de 2014

"NI EL DÍA, NI LA HORA"

LA GRÁCIL PALOMA VUELA A MEDIA ALTURA
SORTEANDO ACANTILADOS Y CONTRACORRIENTES
OTEA UN GRAN LAGO EN LA PLANICIE
Y SUS ALAS DIRIGEN HACIA ALLÍ
SU CANSINO CUERPO
AL INSTANTE, BEBE Y SACIA SU SED
PARA LUEGO, CONTINUAR SU TRAYECTORIA.


CON LA VISTA PUESTA
EN EL CREPÚSCULO
RENACE DEL DESCANSO
CON NUEVOS BRÍOS
Y DESAPARECE CON EL ASTRO REY 
ESPERANZADA EN EL
RESURGIR DEL GRAN INSTANTE.

NO CONOCE NI EL DÍA, NI LA HORA........



Buen fin de semana a todos.
Un abrazo
Armand p.t.g.s.


13 comentarios:

PEPE LASALA dijo...

ese día llegará y encontrará mayor felicidad. Precioso Armando. Un fuerte abrazo y buen fin de semana.
@Pepe_Lasala

ReltiH dijo...

TODO NATURALEZA!!!
UN ABRAZO

magu dijo...

ARMANDO
Y es mansa, y es pacífica y es romántica,una de las aves más amigables y sociables de las ciudades, las adoro
hermoso poema
que nos traigan la paz con su arrullo
bendiciones
magú

Joaquín Galán dijo...

Sabia la paloma y volando esperanzada hacia su destino.
Nosotros, como ella,vamos también hacia el nuestro sin saber ni el día ni la hora..

Un abrazo

Gustavo dijo...

Asi es. Las palomas son totalmente libres con su vuela. Se desplazan donde quieran con total libertad. No saben de países, fronteras, mercados, guerras, armas etc
Te mando un abrazo

Humberto Dib dijo...

Un canto a la esperanza y la fuerza de decisión.
Un fuerte abrazo.
HD

La abuela frescotona dijo...

tu escrito me lleva muy profundo, me remite a palabras sagradas...nadie sabe el día ni la hora...
recuerdas Armando? tenemos que estar como la paloma, llenos de fe en el amanecer de la eternidad, saludos amigo

Rodar y Volar Carmen Silza dijo...

Que no nos falte en el camino, ese canto a la Esperanza, y que nos acompañen las fuerzas, para escalar cualquier muro.
Un abrazo Armando. y feliz fin de semana.

JUAN FUENTES dijo...

Tu poema és como un canto a la naturaleza
Un fuerte abrazo

Pluma y Data dijo...

Mil atardeceres y mil amaneceres.
Asi es nuestra vida, como la de la paloma. Sin saber el dia ni la hora; ni cuando llegamos ni cuando habremos de partir.
un abrazo amigo, como siempre muy interesante.

Abuela Ciber dijo...

Creo que esa serenidad es la forma de volar esperanzada.

Cariños

JUAN FUENTES dijo...

En la actualidad el mundo de las patrejas no saben que hay que respetar sus opiniones

JUAN FUENTES dijo...

Tus poesias,llenas de sabiduri,y bién hacer son los reflejos de un poeta