jueves, 20 de agosto de 2015

"SIMPLES PENSAMIENTOS"

SIEMPRE AÑORAMOS NUESTROS SUEÑOS,

SIN PENSAR SI NOS CONVIENEN.


LA ILUSIÓN, OXIGENA LA VIDA,

LA TRISTEZA, LA ASFIXIA.

Con mi afecto de siempre.
Armando p.t.g.s.

26 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Un brindis por esa ilusión. Besos.

LAO Paunero dijo...

DE ILUSIONES TAMBIÉN SE VIVE. SON COMO CATAPULTAS AMIGO ARMANDO!

CHARO dijo...

Sin embargo la ilusión y la tristeza conviven, no pueden estar la una sin la otra y por nuestro bienestar deberían llevarse bien ambas y esto depende solamente de nosotros: No hundirnos ante la tristeza ni "repicar campanas" exageradamente cuando estemos alegres........el término medio es la moderación. Una reflexión muy acertada. Saludos cordiales

Joaquín Galán dijo...

Quizás porque los sueños suelen estar reñidos con la conveniencia.
Y sí,hay que alejar la tristeza de los corazones,siempre.

Abrazos Armando

Abuela Ciber dijo...

Tengo mis sueños
Como son lindos y no dañan a nadie los mantengo
La vida dira si se hacen realidad
Gratisimo verte de nuevo por aca
Cariños

JUAN FUENTES dijo...

Amigo poeta,cuándo llegamos a cierta edad,ya no soñamos, y al despertar agradecemos el vivir un dia mas

Pluma Roja dijo...

Es cierto la tristeza asfixia la vida, eliminémosla.

Un abrazo.

manouche dijo...

Viva la ilusion !

maria cristina dijo...

Cuidado con lo que soñamos! Pero se nos da lo que conviene a nuestra vida, un abrazo Armando!

Mari-Pi-R dijo...

Muchas veces los sueños nos hacen pasar buenos momentos.
Un abrazo.

Carmen Silza dijo...

La ilusión oxigena la vida...me gusta, precioso.
En cuanto a los sueños, sigamos soñando.
Feliz fin de semana.
Un fuerte abrazo Armando.

magu dijo...

ARMANDO
Me parece que seguís triste por la p´pérdida de tu amigo,
hay que soñar siempre cosas positivas, y además ver cosas buenas en la tele, en el cine, eso nos eleva
ARMANDO
cada vez que abro mi blog me sale un cartel que no comprendo sobre algo de lso cookies, que debo avisar a los blogueros europeso, no creo tener coockies (no sé si los tnego), hace un mes te dejé un link donde aparecía en la televisión pero no sé si eso es coockie, si no pudieras entrar a mi blog, cualquier cosa avisame por algún bloguero en común, si algo lo impide, o a lacajitadelasrimas@gmail.com, acaba de fallecer daniel rabinovich, un integrante de LES LUTHIERS estamos muy tristes todos, vivía a pocas cuadras de mi casa, era muy cómico y buen hombre, bueno, bendiciones, magú

ReltiH dijo...

MUY CIERTO.
ABRAZOS

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

So vivimos como Almas sabremos la Verdad.

Un Abrazo.

Michelle Guillen dijo...

"LA ILUSIÓN, OXIGENA LA VIDA,
LA TRISTEZA, LA ASFIXIA."

genial esa frase, los artistas quieren oxigeno pese a todo la nostalgia y la melancolía y la tristeza que puedan tener, sin dudas
los sueños son nuestra fortaleza,
muy lindo, buen fin de semana

P. Milton Paz y Bien dijo...

la ilusion y la esperanza que nunca falte en nuestra memoria

Rubén Yagüe dijo...

sin ilusión estamos perdidos

Boris Estebitan dijo...

Preferible oxiginar la vida, saludos.

Fina Tizón dijo...

Como tu dices, la ilusión siempre nos inyecta oxígeno, Armando, por eso, a veces, soñar puede ser necesario.

Regreso tras casi dos meses de descanso bloguero y, por supuesto, tu blog esta entre los que no puedo dejar de visitar.

Un abrazo

Fina

Marina-Emer dijo...

Gracias amigo perdona no vine antes por estar todo el dia ingresada en hospital me hacen unas pruebas ...no estoy de vacaciones...ojala
un abrazo

JUAN FUENTES dijo...

A migo poeta,dejemos volar a nuestros sueños

JOSE MANUEL IGLESIAS RIVEIRO dijo...

Muy cierto oxigenemos la vida continuamente.
Un abrazo.

karin rosenkranz dijo...

Realmente es así.
Saludos

Soñadora dijo...

Elijamos entonces cultivar la ilusión!
Un abrazo,

AMBAR dijo...

Buen consejo, gracias Armando.
La tristeza oprime el corazón, la ilusión alimenta el alma.
Un abrazo
Ambar

Piruja dijo...

Hola Armando, muy de acuerdo en lo que has escrito, sin ilusión es difícil seguir día a día, y la tristeza digamos que es una compañera no deseada que también nos acompaña de vez en cuando.

Besos.